7 ago. 2017

KICK FEST: NORTHLANE EN UNICLUB


Agradezco a Nico Becerra de Rock & Reggae por las acreditaciones a la nueva edición de Kick Fest celebrada el pasado jueves 3 de agosto en Uniclub, con la visita directamente desde Australia de Northlane, por primera vez en Argentina. Esto es lo que pasó hace un par de días en el recinto del Abasto...



Los primeros en aparecer en escena fueron los rosarinos ELEVATE, una de las bandas más a tener en cuenta del metalcore progresivo nacional, y quienes revalidan la enorme calidad de la música extrema de la ciudad de Rosario. Pese a que tuvieron algunos problemas técnicos, más que nada en el volúmen de las guitarras, la banda liderada por Ale y Bruno dio un gran show, como tienen acostumbrados al público, con canciones que pertenecerán a su disco debut "Dharma", entre ellas "N.O.M. (Nuevo Orden Mundial)", "Isla", "Dharma", "Viento Y Marea" y "Sobreviviendo". Su próxima fecha es el 27 de agosto, nuevamente en Buenos Aires, en La Fundición de San Justo, junto a sus hermanos, también de Rosario, Between The Fallen, más los locales Nebula Flux, Percepciones, In/verno, En La Verdad, Conciencia y La Ira De Medusa.
Luego sería el turno de DESTRUYE TODO IMPERIO, más conocidos como los D.T.I., directamente desde Paraguay, aunque a esta altura, por el cariño y la buena onda de estos muchachos, ya los consideramos de nuestros pagos. Pese a que tuvieron un set bastante improvisado, contando con Andy de Altea tras los parches para sustituir a su baterista, su metalcore vieja escuela circa 2005 continuó calentando el ambiente para lo que se avecinaba, con las canciones pertenecientes a su primer EP. El viernes 11 de agosto se estarán presentando en Vadenuevo de Morón, junto a This Is Die, Vientos, Uniones, In/verno y Desde Las Llamas, y el sábado 12 de agosto participarán del United We Stand Fest #1 junto a Anomalía, Altea, Nhandeizha (también de Paraguay), Mattogrosso y Taenia en Ultra Bar.
La última banda soporte de la noche sería ABBASI, quienes se encuentran en plena composición de su segundo disco de estudio, del cual adelantaron temas como "Flaneur" y "El Tasador". Su próxima presentación será el sábado 19 de agosto en Groove, junto a Melian, Coralies y muchas bandas más.

El momento tan esperado sería pasadas las 10 de la noche. Y la verdad, que había ido sin expectativas, para experimentar completamente lo que NORTHLANE tiene para ofrecer. Y para ser exactos, deben estar en el top 5 de mejores bandas de metalcore en vivo. Podría decir muchas cuestiones sobre la partida de Adrian Fitipaldes, su primer cantante, e incluso alegar que los dos últimos discos de la banda no son de mi completo agrado. Pero mierda, intentando ser lo menos coloquial posible, Northlane me dejó de cara. 
El inicio meshuggesco de "Paragon" avivó una llama que permaneció latente y ardiendo de una forma exhaustiva, exasperante e inmensa por poco menos de una hora. 
El quinteto tiene bien en claro lo que es dar un excelente show en vivo, conectar con el público sin ser demagogo, y que la cuota de profesionalismo se puede llevar perfectamente con la buena onda, el carisma y la humildad.
Siguieron con "Colourwave", "Citizen", "Leech", "Rot" y "Savage", intercalando ambas producciones editadas hasta ahora con su nuevo frontman, "Node" (2015) y "Mesmer" (2017), desgranando el virtuosismo progresivo y ambiental que está atravesando la banda en sus nuevas composiciones. 
"Dream Awake" sería el primer clásico, aunque, en lo personal, no lo sentí tan correcto en vivo por alguna razón que no logro entender. "Solar" abriría la antesala para el tema más esperado de la noche, "Dispossession", de su disco debut "Discoveries" (2011), en la que la banda alcanzó un grado de brutalidad que empalideció a más de uno.
"Intuition" oficiaría también de previa a esa canción que los puso en boca de todos, "Quantum Flux", perteneciente a "Singularity" (2013), su mejor disco hasta la fecha por quien escribe. Y hablando de sentimientos personales, no pude contener mis lágrimas de emoción al presenciar esos 4 minutos de pura magistralidad que tanto quemé cuando tenía 17 años. 
El final con "Obelisk" era el estipulado, terminando de arrasar con los cerebros de las 450 personas presentes.
Si bien el setlist fue el mismo que están dando en toda su gira mundial, y entiendo completamente las quejas de no haber tocado más canciones y/o temas viejos, Northlane prepara un show en el que no se usan pistas y todo lo que se escucha sale completamente de las virtudes de los músicos, lo cual termina por dar por sentado que su preocupación más efímera es la de demostrar sus capacidades y crear un ambiente digno de ser memorable.
Northlane dio uno de esos shows que se graban en la piel y sea imposible de borrar. Gran organización nuevamente por parte de Kick Fest. La próxima será el 1 de septiembre, con la visita de The Get Up Kids en Palermo Club.

No hay comentarios:

Publicar un comentario